Tío Antonio El Marsellés: la fuente de inspiración

Compartir una madrugada con Antonio El Marsellés es un auténtico privilegio para todo aficionado que se precie. Antonio es como un alma errante que ronda las noches, nunca sabes donde puede estar, cuando lo volverás a ver o si se arrancará a cantar. Pero lo cierto, es que Antonio es un totem admirado de sobremanera por los demás artistas, una especia de gurú de lo jondo. No me cansaré de decirlo: ¿quién sabe más de esto que los propios artistas? Nadie.

El cante y el baile del Marsellés son fuente de inspiración para los flamencos, su fama le precede. Antequerano, y por tanto malagueño de procedencia y anticuario de profesión. Espíritu inquieto, compadre del Chaqueta, de quien aprendió directamente sus formas. Compadre del Chino de Málaga a quien admiró fervientemente. Un artista singular que engrandece el flamenco sin tener una voz privilegiada y una técnica depurada en el baile. ¡Que Dios me perdone! Pero una pataíta del Marsellés tiene más flamencura y más valía que cualquier coreografía precocida de hoy. Por encima de todo siempre está el aire, las formas, la gitanería, lo que no es del todo tangible. A nadie le suenan los nudillos contra la madera de la barra del bar como a él. Ni los palillos, ni las cuerdas vocales. Por eso es único. El maestro de ceremonias de la fiesta flamenca por antonomasia, él es la espontaneidad y la sensatez, la locura y la prudencia, el viento y la calma, la luz y la oscuridad. Es el calor en una fría noche de invierno y el frescor en un caluroso día de verano.

El pasado sábado pudimos disfrutar de su arte en el pequeño templo flamenco que Pepe Durán tiene en Casabermeja, y por donde ha pasado lo más granado del arte jondo. Aquí una pincelada de esa noche. Disfruten.

 

AMANECIENDO EN CASABERMEJA:

 

Tags: , , ,


About the Author



One Response to Tío Antonio El Marsellés: la fuente de inspiración

  1. Rafael says:

    Ciertamente El Marselles es la encarnación pura de lo jondo, sin artificios, postizos ni exageraciones, una gota que se derrama del tarro de la esencias flamencas, sabor a puchero cocido a fuego lento, y con buenos avíos…

    Enhorabuena y gracias por ofrecernos esta crónica y esta muestra de su arte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Back to Top ↑

  • Eventos

    • No hay eventos
  • Vídeo del día

  • Síguenos