Opinión 1

Published on julio 21st, 2014 | by Rufo

1

¿Para escuchar buen cante hay que ir a ver baile?

 

No cabe duda que las redes sociales sirven para debatir y hablar de flamenco libremente, yo prefiero hacerlo en la barra de un bar, pero no siempre tenemos esa opción y menos en los tiempos que corren. En ese sentido las redes me parecen una buena y sana opción para intercambir información y opinión. El artículo que traigo hoy viene a colación de un frase vertida por un artista en facebook, frase con la que no estoy del todo de acuerdo pero que me parece muy interesante analizar en el contexto del flamenco actual. Cito textualmente las palabras de este cantaor que a su vez suscribía las de otro cantaor, David Carpio, durante una entrevista en “El Diario de Jerez”: “Hoy en día pa escuchar buen cante hay que ir a ver baile..”. Bien, dicho así, a palo seco y en el sentido más literal no puedo estar menos de acuerdo con dicha afirmación. Se cae bajo su propio peso, aunque sobre preferencias no hay nada escrito. Fundamentalmente expondré por qué esta afirmación no puede sostenerse bajo mi criterio. En primer lugar, hoy en día todos los grandes cantaores para el baile están teniendo sitio para cantar en solitario, por tanto si tengo que elegir entre degustar su cante dedicado al baile o su cante a secas lo tengo claro. No es lo mismo el cante cuando el protagonista es el baile a cuando el protagonista es propiamente el cante. Yo disfruto por poner un ejemplo de Enrique El Extremeño cantando pa bailar, pero no tanto como cuando canta en solitario, es una cuestión de afición. Como va ser lo mismo que el cantaor haga lo que le nazca a que haga lo que exige el repertorio. Como va ser lo mismo que el cantaor tenga que gritar hasta desgañitarse para que se le pueda intuir entre el zapateado, la percusión, las palmas y los rasgueos a que cante con templanza jugando con la voz a su antojo y dejando que el cante llegue al aficionao sin interferencias. Ya lo decía Caracol, el cante no es para sordos.

Además siguiendo con el análisis de la frase no puedo dejar de recordar que la mayoría de los grandes cantaores actuales apenas se dedican al baile aunque hayan pasado por esa vital escuela de ritmo y compás, por tanto podemos disfrutar del mejor cante sin necesidad de ir a ver baile. Póngase de ejemplo los siguientes cantaores: Luis El Zambo, El Pele, Manuel Moneo, Cancanilla, Aguejetas, Macanita, Tía Juana, Inés Bacán, Mari Peña, José de la Tomasa, La Cañeta, Miguel El Funi, Canela de San Roque, Rancapino, Juan Villar, Pansequito, Aurora Vargas, Antonio Reyes, Jesús Méndez, David Palomar, Marina Heredia, Alonsito, Fernando de la Morena, Perico El Pañero, José Canela y tantos otros. Además a éstos podemos sumar a grandes del cante para el baile a los cuales podemos ver eventualmente cantando delante, casos de Enrique El Extremeño, José Valencia, Juan José Amador, Miguel Lavi, David Lagos, La Fabi, Mari Vizarraga y muchos más. Me reitero en que el baile es una escuela vital para todo cantaor que se precie y que muchos de los más grandes han pasado por ella (Mairena, Terremoto, Camarón, Sordera…), pero la gran mayoría de los que han dejado huella en el cante lo han hecho cantando en solitario, llevando su cante al sitio que les correspondía artísticamente.

Por todo lo expuesto no entiendo como se puede llegar a pensar así. Podría entrar a valorar, pero estaría caminando sobre vagas hipótesis y no es plan. Lo que si quiero analizar es la frase más allá del sentido literal, que además sospecho que es la finalidad con la que fue usada por parte de David. Hoy en día un cantaor puntero tiene más opciones de trabajo en compañías de baile que en solitario, salvo los 4 o 5 artistas mediáticos cuyos nombre todos sabemos. Por ello quizás a lo largo de un año sea más fácil ver a un buen cantaor haciendo las veces de acompañante del baile que en solitario, es una cuestión de frecuencia. El mismo David Carpio decía en su entrevista: “…yo no puedo vivir con 5 o 6 recitales al año”. Esa es la clave. Es una pena que cantaores tan buenos sólo tengan un número  reducido de recitales anualmente, es algo que habría que analizar. En cualquier caso es cierto que en un espectáculo de baile se suele ver a grandísimos cantaores y en los de cante no siempre ocurre, es cierto que es una escuela por la que todo cantaor debería pasar alguna vez es su vida, es cierto que los mejores han pasado por ahí, pero no es cierto que para escuchar buen cante haya que ir a ver baile, para escuchar buen cante hay que ir a escuchar a un buen cantaor a solas con su tocaor. Así es como se saca el máximo partido al cante, tanto por parte del que escucha como del que canta.

Pd: Me pregunto que preferiría un cantaor ¿ganarse la vida cantando en solitario y siendo conocido por él mismo o cantando para el baile y ser conocido por cantarle a un gran bailaor?


About the Author



One Response to ¿Para escuchar buen cante hay que ir a ver baile?

  1. luis Presa Cernuda says:

    Estoy de acuerdo con tu exposición, no hace falta ir a ver baile, para escuchar buen cante.Siempre depende del artista,sus cualidades y formación profesional, lo que haya dedicado al estudio de los cantes y la técnica que posea en la forma de cantar es lo que al final se nota,tanto para baile o como solista. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Back to Top ↑

  • Eventos

    • No hay eventos
  • Vídeo del día

  • Síguenos