Reseñas Fabi

Published on noviembre 6th, 2014 | by Rufo

1

El ciclón Fabi en Casa Patas

Después de recibir la programación de Casa Patas la semana pasada, me fijé una fecha en mi últimamente apretado calendario, la de la noche de ayer. El motivo era bien sencillo: llevo mucho tiempo tratando de coincidir con La Fabi en un escenario, bueno ella en un escenario y yo abajo. Esta artista nativa de Arcos de la Frontera es una de las cantaoras más interesantes de su generación, y por qué no decirlo, de la actualidad. Está solicitadísima para el baile, y teniendo en cuenta lo difícil que es despegar en solitario en este arte, se torna raro verla como protagonista de su propio cante. Es joven y da que hablar, así que como el río tiende a la mar, ella acabará cantando para escuchar. Reúne todas las condiciones que debe reunir un cantaor: un eco imborrable, un registro exquisito, un compás exhaustivo, un salvajismo gitano,  una naturalidad innata y una personalidad adquirida con el devenir de los años. Además baila mejor que muchas profesionales. Por suerte para mí, el cuadro con el que venía Fabiola era de altura. Su marido Zambullo al cante, otro interesantísimo cantaor de eco áspero; los bailaores Barullo y Paloma Fantova y el tocaor Raul Vicenti. Zambullo me metió en vereda por tientos y tangos y su mujer, La Fabi, termino de destriparme acordándose del Rubio por fandangos. También tenía ganas de ver a Paloma Fantova, una gran bailaora gaditana, así que maté dos pájaros de un tiro. Paloma es de las bailaoras más salvajes y rápidas que he visto en mi vida, sin embargo eché en falta algo de templanza de cintura para arriba, y sólo eso, templanza, porque sus movimientos son depurados. Es muy joven y tiene tiempo para torear lento y decir sin moverse, que es donde radica la dificultad del baile. Me gusta como recoge las muñecas y como dibuja formas a una velocidad vertiginosa a la par que inunda el aire de compás. Grandiosa en las bulerías por soleá Raul Vicenti puso el toque para la transición entre bailaores. No me gustó. No es que tocara mal, es que el sonido que le sacó a su guitarra no fue precisamente el que más congeniaba con el cante y el baile que había sobre las tablas. En los fandangos de La Fabi fue agua en aceite. En el baile cumplió salvo alguna salida de compás que remediaron rápidamente los cantaores con sus palmas exactas. Barullo, nieto de Farruco, es la viva estampa de su abuelo. Sus manos me recordaron a las del más grande, su mirada también la heredó del genio. Bailó por tarantos y tangos bien llevados, combinando la serenidad con el nervio. De cintura para arriba impecable. El cuadro terminó con un final por bulerías donde La Fabi bailó como las gitanas viejas, dejando también reminiscencias de un cante donde pocos se le pueden arrimar. Ella y Paloma pusieron el punto y final de la noche, pero este espectáculo continúa hasta el sábado. Si podéis, no os lo perdáis. GALERÍA:

Barullo

Barullo

« 1 de 5 »

VÍDEO (las palmas cruzadas son del público):

Tags: , , , , ,


About the Author



One Response to El ciclón Fabi en Casa Patas

  1. Veo que coincidís con mi criterio. Gracias por vuestra información,a los que vivimos aislados en el campo en Gerona, nos resulta un tesoro y nos da vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Back to Top ↑

  • Eventos

    • No hay eventos
  • Vídeo del día

  • Síguenos