Reseñas 2

Published on junio 1st, 2015 | by Rufo

0

Había motivos…

 

Madrid amanecía despejada, sol radiante y calor de un día de verano. La atmósfera se engalanaba presagiando que la borrachera de arte acechaba al caer el día. A veces cuando las expectativas son máximas nada sale como esperas. No fue el caso.

Que bueno cuando el flamenco surge en su forma más natural, exento de mercantilismo. Cuando los artistas son por encima de todo aficionaos y flamencos. Así es la familia Canela. Así son los Rubios. Con estas premisas sólo hacía falta la intervención del “Catalizador” (así lo he bautizado) Martín Ballester, que siempre maquina para que el Círculo Flamenco de Madrid sea algo más que una simple asociación. Hacía semanas que a través de una oportuna llamada telefónica había promovido el encuentro entre Canela de San Roque y Tío Antonio El Rubio. pero claro, hasta el último momento siempre existía incertidumbre.

La fecha estaba señalada a fuego en el calendario, jueves 26 de mayo, José Segovia Cortés, Jose Canela, presentaba su primer disco “Un romance con el cante” (Ladrogueríamusic RL)  en el Círculo. Esa era la escusa perfecta para propiciar tan flamenco encuentro y ver la evolución de uno de los cantaores más interesantes de su generación.

Aun no he tenido la oportunidad de escuchar el disco del que tengo el honor de aportar la foto del CD y la contraportada, pero la pinceladas con las que José esbozó este trabajo sobre “Las Tablas” me dejaron un gran sabor de boca. Antes, una breve entrevista por parte de Alberto Martínez de la Plaza, donde tanto José como su productor Chemi López y Manuel Jero dieron cuanta del proceso de genésis y elaboración del disco.

Turno para mostrar su arte. Sin duda ha sido la vez que mejor lo he escuchado y sentido. Me levantó los vellos y lo cierto es que llevaba tiempo sin sentir el pellizco del cante. Acompañado por un inspirado Jerito a la guitarra y sus hermanos Fernando y Alejandro al compás, solventaron los problemas de sonido con enjundia. Es asombrosa la madurez artística que ha adquirido José en poco tiempo: como modula su portentosa voz para asestar puñaladas en el momento preciso, como conoce el cante enciclopédicamente, como se para en mitad del redondel. Soleares, seguiriyas, fandangos y bulerías fueron los cuadros que pintó con su eco de alfiler. Conexión total con Manuel y con un público habitualmente algo frio. No así aquel día. Los levantó por fandangos que dedicó a Tío Antonio El Rubio, impresionante el último que hizo al estilo de Morente, llevando al límite sus recursos y resolviendo. Fue de los mejores recitales que recuerdo en el Círculo. Firmas de disco, fotos y felicitaciones por doquier para poner el cierre a una gran presentación, no así a una gran noche que alargaría hasta la madrugada.

La reunión posterior fue memorable. Canela me emocionó con su cante por soleá a media voz. Que decir del Rubio por fandangos, ¡y sin voz que estaba el hombre! Fernando Canela, Paqui (esposa de Canela), Ingueta (nieto del Rubio), Gabriel Cortés, La Bronce y el propio José nos hicieron vivir una fiesta familiar de muchos quilates. Gracias. Hubo motivos.

Tags: , , , ,


About the Author



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Back to Top ↑

  • Eventos

    • No hay eventos
  • Vídeo del día

  • Síguenos