Entrevistas Perico

Published on marzo 12th, 2014 | by Rufo

0

De Charla con Pedro Carmona

 

 

Hace unas semanas quedé con Pedro Carmona para charlar un poco sobre su persona y sobre flamenco en general. Pedro es un cantaor granadino afincado en Málaga desde hace escasamente un año, tiene un metal áspero y una afición desmedida. Es de esos cantaores generosos que siempre que puede ofrece pinceladas de su arte. Poco a poco se está ganando un sitio dentro del flamenco malagueño, y lo está haciendo por méritos propios, su categoría humana y artística le están abriendo puertas allí donde va. Si tienen la oportunidad de verlo cantar, no se lo piensen, Pedro representa la pureza bien dicha.

Pedro

Pedro Carmona

 

 

 

¿De donde eres Pedro?

 

Yo soy de “Graná”, nací en Las Gabias, pero a los pocos años se fue mi familia a vivir a Brenes donde mi padre tenía una fragua, allí estuve hasta los 7 años y volvimos a Santa Fe de donde es toda mi familia.

 

¿El cante de donde te viene?

 

De la familia desde “chiquetito”, mis tíos, mis tías, mis hermanos todos cantaban. De mi padre tengo pocos recuerdos porque tenía 7 años cuando se murió, pero recuerdo que cantaba y tocaba. Los hermanos de mi padres han cantao toda la vida y son muy buenos aficionaos.

 

¿Ese Carmona es el mismo que el de los Habichuelas?

 

Tiene un parentesco lejano con ellos. Mi bisabuelo era primo hermano de uno de sus familiares. Por parte tanto de padre como de madre, ya que los dos eran Carmona.

 

¿Cómo un granadino de Santa Fe acaba en Málaga?

 

Por cosas de la vida, circunstancias, una hija mía estudiaba aquí y ya me vine. El pensamiento era para unos meses, pero se ha ido mi niña y la madre, y yo me quedado aquí porque me gusta mucho. Ya has visto donde vivo, yo estoy aquí “gloria bendita”. La gente de Málaga es muy acogedora. A pesar de que tengo mi piso en La Chana, esto no lo cambio. Lo único que hace falta es trabajar más.

 

¿Te ha dado el cante pa vivir?

 

Bueno, si he vivido tiempo de esto.

 

¿Y aparte del cante has vivido de otra cosa?

 

Bueno, he vendido, he hecho otras cosas en Barcelona. Pero ya empecé en los Jardines Neptuno de la suegra de Mariquilla, en las peñas, festivales etc. He cantao mucho para bailar, pero ahora estoy para el cante de “alante”.

 

¿Tienes algo grabado de estudio?

 

Pues en Barcelona con la tertulia flamenca de L´Hospitalet, con Pedro Sierra hicimos entre unos pocos unas grabaciones. Yo grabé soleá y seguiriya.

 

¿Recuerdas como empezaste como profesional?

 

En Barcelona empecé a hacer cosas, pero fue en Granada donde me hice cantaor profesional. Primero en los Tarantos del Sacromonte y después pasé a los Jardines Neptuno. Tendría unos 30 años.

 

¿Cuesta vivir del cante?

 

Hombre, cuesta mucho trabajo. Antes tenía los tablaos, los festivales, galas…Pero también me he llevado apartado 10 años, y se van perdiendo los contactos, van saliendo gente muy buena y cuesta más trabajo volver a recuperar todo ese tiempo.

 

Pedrillo

Pedro en el paseo marítimo del Rincón de la Victoria

¿Cómo era el ambiente de los tablaos?

 

Era un ambiente muy bueno. Terminábamos de trabajar cada uno en un lado, y acabábamos todos juntos en algún sitio. Tanto nosotros como los que venían de fuera de “Graná”. Nos reuniamos en Casa Juanillo, allí se rejuntaban todos los artistas, han pasado los mejores.

 

¿Alguna anécdota de tantas reuniones y junteras?

 

Anécdotas muchísimas, pero te voy a contar una que se me viene ahora mismo a la cabeza: Una de las veces que pasaba por allí el Chino, estaba para entrar en Casa Juanillo que hay una cancela abajo, y llevaba el Chino una maqueta para Parrita. Pues se pusieron en la puerta a hablar mientras le abrían y cuando les abrieron el Chino olvidó la maqueta en la puerta. Al cabo de un rato pican allí en la cancela y aparece un gitano que conocía al Chino con la maqueta de vuelta. Decía el Chino: “esto me pasa en otro lao y de verda que no veo más la maqueta”. El se regocijaba de estar en un sitio donde lo querían y lo respetaban.

 

¿Cómo ves el flamenco en Málaga?

 

Los que saben más que yo de esto dicen que está la cosa muy floja. Yo no se si es que he tenido suerte, pero yo veo mucho movimiento de flamenco. Yo me suelo mover entre la Peña El Piyayo y la Peña Juan Breva.

 

¿Estas trabajando?

 

He hecho 4 o 5 cositas desde que estoy aquí. Estuve en una berza de la Peña Juan Breva y algunas cositas más. Espero ir cogiendo mas trabajo conforme me vayan conociendo.

 

¿Qué cantaores te duelen?

 

Talega, Mairena, Fernanda, Tomás, Pastora, Mojama me encanta. Y muchos más. La lista es interminable. Después hay otros que no me duelen tanto pero me encantan también como cantan. Manuel Vallejo lo hacía todo bien, Pepe Pinto. Eran portentos.

 

¿De los que hay ahora como ves el tema?

 

Hay gente que lo hace muy bien, pero hay muchos que se pierden encauzándose en las cosas comerciales. Y esto comercial es muy bonito, pero no es lo mismo, se pierde lo puro. Lo entiendo porque el dinero es el que manda.

 

¿En que cantes te encuentras más cómodo?

 

Son momentos, pero en la solea, la seguiriya, los tangos, las bulerías, los cantes de levante, algunas malagueñas…todo depende de como se diga.

 

¿Te has partido muchas camisas?

 

En las bodas muchas. Escuchando cante un par de veces.

 

¿Eres gitano puro?

 

Si.

 

¿Crees que el futuro del flamenco está asegurado con lo que tenemos ahora?

 

Si. Podemos tener altibajos con otras corrientes que peguen más, pero eso ha pasado siempre, el flamenco siempre perdura. Hoy predomina mucho la técnica, pero el espíritu  flamenco de una forma o de otra acaba manteniéndose.

 

¿Las familias cantaoras son importantes en este menester no?

 

Si, porque es un patrimonio para las familias gitanas. Para otras familias el patrimonio es una finca o un dinero, y para nosotros nuestro patrimonio es el cante que hacían nuestros abuelos. Incluso gente que no sea de familias cantaoras o gitanas, siempre hay algún loco del flamenco que ayuda a mantener vivo esto.

 

¿El flamenco va más allá del virtuosismo, de la técnica, de la voz?

 

Hombre, cuantos más cualidades se reúnan siempre es mejor. Pero si es importante tener una gran voz, también lo es tener un sentimiento, algo que se vive y se transmite, aparte de la técnica. Hay gente que tiene una gran técnica, que lo hacen bien, pero no tiene un gran poder de transmisión.

 

¿En que momento te encuentras ahora?

 

En mi mejor momento, porque yo antes estaba más entretenido en otras cosas, y ahora estoy más centrado en esto, adquiriendo conocimientos.

 

¿Sigues aprendiendo?

 

Siempre, cada día. Voy andando por la calle y siempre voy pensando en el cante y tarareando. Y cuando veo que no hay mucha gente hasta me arranco. Estoy constantemente pensando en cante.

 

¿Cómo te ha recibido Málaga?

 

Fenomenal, me dolería irme. Mira a tu alrededor, esto no está pagado. He conocido grandes personas. Yo no pido mucho, sólo poder mantenerme para seguir como estoy.

 

¿Tú crees en el pellizco, en el duende?

 

Si. Eso es cuando tú lo sientes, y empiezas a ver que la gente lo siente contigo. Parece que es como un virus que va por el aire y se transmite. Es muy difícil trasmitir. Mira, hay veces que uno está de voz perfecto, pero no estas transmitiendo, es algo emocional. Otras veces sin embargo te coge más rozado o peor de voz, pero todo lo que haces llega al público. Es algo raro, pero pasa.

 

Ha sido un placer Pedro…

 

Igualmente.

 

Pedro Carmona y Rubén Lara por bulerías (Peña Juan Breva):
 

 

Tags: , ,


About the Author



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Back to Top ↑

  • Eventos

    • No hay eventos
  • Vídeo del día

  • Síguenos